Tradiciones

tradiciones

En Chiloé, al hablar de costumbres y tradiciones es sin duda referirnos al Patrimonio Cultural de nuestro archipiélago, porque lo relacionamos con las más diversas manifestaciones de nuestra gente,  elementos “tangibles e intangibles”, que son representativos de nuestra sociedad.

En el intangible, incluimos una amplísima gama de costumbres y tradiciones, que involucran un modo especial de sentir y de actuar. Esta riqueza representada en Chiloé por los testimonios orales, usos y costumbres, van graficando nuestra identidad cultural. El archipiélago conforma dentro del país una de las zonas más especiales, no sólo por su geografía, sino por el mundo que habita dentro de ella. Sin duda, la comuna de Chonchi, se constituye en un elemento sustantivo a la hora de graficar nuestro patrimonio, porque conserva una serie de costumbres y tradiciones relacionadas con las más variadas manifestaciones, donde el folclor, sus afamados licores, la gastronomía, artesanías y agricultura, son un sello característico de los chonchinos.

La música tradicional y el folklore ocupa un lugar destacado en el quehacer cultural de los chilotes que además de ser expertos navegantes, diestros artesanos, son sorprendentes músicos. La tradición musical y dancística es muy importante para el isleño. En cada localidad de Chiloé existen variados conjuntos folclóricos que van transmitiendo un legado de generación en generación. Un ejemplo lo constituye el conjunto folclórico “Villa San Carlos” del Magisterio de Chonchi, quienes desde los años 70’ viene desarrollando una fructífera labor de rescate y difusión de la música y danzas del archipiélago de Chiloé, especialmente de la comuna de Chonchi y sus sectores rurales. Hoy dialogamos con una de sus integrantes. La señora María Colivoro, quien nos comenta de la obra de este conjunto con tanta historia.

Después de empaparnos de la música tradicional de Chiloé, vamos de  visita a la casa de don Tito Pinto Barrientos, vecino de la ciudad, donde nos enteramos de los pequeños secretos que siempre son necesarios en la preparación de sus afamadas mistelas y el maravilloso licor de oro, sin duda un tesoro, y un secreto de preparación bien guardado en la ciudad.

En la comuna de Chonchi, existe una tradición culinaria centenaria, destacándose las famosas roscas chonchinas, de cuya preparación y secretos nos contó la señora Rosa Gómez Gómez. En su hogar podemos conocer de la amabilidad del habitante chonchino, que según muchos es una característica muy especial.

Este video fue realizado por el Departamento de Cultura de la Municipalidad de Chonchi, entre los años 2010 y 2011. Se encuentran en este trabajo: Matías Millacura Chodil, constructor de rabeles sector de Chanquín; Jovita Manqui, rezadora del sector de Huitauque; Francisco Segundo Picticar Guelet, acordeonista del sector de Huillinco; Zenaida Andrade Haro, recitadora del área urbana; Roberto Panichine Márquez, constructor de violines del sector de Chanquín; Ramiro Barría Vera, ejecutante de la armónica y poeta popular, sector de Teupa; Anacleto Panichine Márquez, acordeonista del sector de Chanquín; Filomena Andrade Haro, rezadora del sector de Quiao; Cleofa González Guelet, folklorista-cantautora, artesana, sector de Huillinco; Manuel Chodil Naín, folkorista-cantautor, sector de Quilque; Sergio Colivoro Barría, músico tradicional, reparador de acordeones y propietario del Museo del Acordeón de Chonchi; Onofre Márquez, músico acordeonista y guitarrero, del sector de Canán.

Las artesanías, igual constituyen un elemento identitario en el quehacer chonchino, por ello al viajar al sector de Notué, ubicado en el sector rural de la comuna, nos encontramos con una artesana tradicional, un ejemplo de esfuerzo y sacrificio, se trata de la señora Blondina Bórquez Velásquez, que a pesar de los años mantiene la tradición del tejido en telar. De sus manos brotan frazadas y choapinos, un verdadero patrimonio y una técnica ancestral que aunque transcurra el tiempo, se niega a desaparecer.

La agricultura en Chonchi juega un papel muy especial. Sobre todo a la hora de recuperar antiguas variedades de papas, que por mucho tiempo estuvieron prácticamente desaparecidas. Con el empuje  de instituciones y de los propios campesinos este esfuerzo   está dando buenos resultados. Es así como destacamos los cultivos de papas nativas que en el sector de Los Petanes, viene realizando la señora Mirna Saldivia Pérez. Su ejemplo y dedicación, así como de otros vecinos de Chonchi, permitirá que perduren en el tiempo sabrosas variedades de papas que adornarán las mesas de nuestro país.

Son estas expresiones del quehacer de nuestros habitantes, las que permiten la preservación y puesta en valor del patrimonio cultural de Chiloé. La comuna de Chonchi es un fiel reflejo de las costumbres y tradiciones, que son la base de la fuerte identidad del chilote con la tierra, el monte y el mar.